¿En qué se diferencian un MBA y un Máster?

Para abordar correctamente esta cuestión, es importante que te plantees primero qué tipo de experiencia de aprendizaje necesitas, qué te viene mejor por presupuesto y por el tiempo y la energía que puedes invertir, cómo te gusta que se desarrollen las clases y, lo más importante de todo, dónde te ves a uno, tres o diez años de graduarte.

5 aspectos que debes tener en cuenta para decidirte por un MBA o un Master

1. Un poco de contexto

En las últimas dos décadas, se ha multiplicado el número de masters en el Espacio Europeo de Educación Superior, y los candidatos tienen que elegir entre miles de programas distintos.

Técnicamente, cualquier máster en administración de empresas se puede considerar un MBA, y eso induce, a veces, a confusión. Para complicar aún más las cosas, existen distintos organismos de acreditación y no tenemos un marco regulatorio global que defina exactamente qué es y qué no un MBA. Las instituciones educativas son las que deciden llamar o no llamar MBA a sus masters.

2. Los masters y los MBA se dirigen a alumnos distintos: ¿cuál te encaja más?

En general, la principal diferencia entre un máster en negocios y un MBA es que este último exige una notable experiencia laboral previa por parte de sus alumnos. Eso sucede tanto para los MBA de dos años a jornada completa como para los MBA Executive, que se pueden compatibilizar con el trabajo. En los mejores MBA de dos años a jornada completa, la experiencia laboral media de los candidatos es de cinco años.

Los masters, por otro lado, suelen ser más bien una continuación de los estudios de grado. Algunos alumnos trabajarán antes de continuarlos, claro, pero no es un requisito obligatorio y sus experiencias laborales se reducirán, muchas veces, a una beca.

Un MBA, sin embargo, es un programa dirigido a profesionales con bastante experiencia que quieren conseguir una fuerte formación en negocios. Aunque los candidatos con estudios previos de negocios son comunes, no suelen representar más de un tercio de las clases en un MBA de prestigio. Los demás son ingenieros, abogados, arquitectos, médicos o científicos que desean ampliar sus conocimientos. La idea que sostiene los MBA es que la diversidad de los estudiantes enriquece la experiencia académica de todos.

3. Método de enseñanza: ¿clases magistrales o aprendizaje experiencial? 

Muy probablemente, la forma en la que discurrirán las clases en un máster no se va a diferenciar demasiado de los estudios tradicionales de grado. Las clases magistrales suelen ser la metodología de enseñanza habitual, aunque introduzcan más estudios de caso que durante la licenciatura.

En la mayoría de los MBA, el aprendizaje es más experiencial porque, sin prescindir de las clases magistrales, se redobla la apuesta por los estudios con el método del caso y el trabajo por proyectos. Este learning while doing es un eficacísimo método de enseñanza que sumerge a los estudiantes en lo que aprenden y que, además, les permite exprimir tanto su formación como sus experiencias previas.

4. ¿Qué quiero conseguir con mis estudios? ¿Dónde me visualizo a medio plazo?

El impacto de un máster en tu carrera no suele ser muy significativo. Por un lado, el grueso de las contrataciones de los licenciados en grados de negocios se dirige a estudiantes sin experiencia. Hay muchas oportunidades. Por otro lado, los masters no van a diferenciarte mucho de la competencia. A no ser que los curses en instituciones de prestigio, solo te diferenciarán de quienes no hayan seguido con sus estudios después de licenciarse.

Los programas MBA se analizan y clasifican internacionalmente, precisamente, por el impacto que tienen en las carreras de sus alumnos. Es más, según un reportaje del Financial Times en 2017, los principales motivos para estudiar un MBA son los siguientes:

  • Aumentar los ingresos.
  • Desarrollar la capacidad de gestión.
  • Networking
  • Cambio de carrera.
  • Cambio de empleador.

En este artículo descubrirás el Plan de carrera: así podrás seguir creciendo profesionalmente

5. Coste y financiación

La situación es distinta en cada país, pero podemos decir que un máster en Europa cuesta normalmente entre 5.000 y 10.000 euros anuales. El precio de la matrícula es sensiblemente superior en los mejores MBA a jornada completa y, más concretamente, según el Financial Times, la matrícula de los 100 mejores programas MBA del mundo de este tipo rondaba los 110.000 dólares en 2017.  

Aunque, como vemos, representa un notable esfuerzo de inversión, y más si incluimos el salario que no se percibirá mientras estudiamos y los gastos de manutención durante el curso, lo cierto es que habría que compararlo y ponerlo en contexto con el notable aumento de los ingresos que puede ayudarnos a conseguir un MBA de prestigio.

Como dijimos, el ranking de MBA del Financial Times en 2017 muestra que los alumnos de los 100 mejores programas de MBA duplicaron sus ingresos, como máximo, tres años después de graduarse. Además, alrededor de un 80% de los estudiantes se beneficiaron de facilidades en los préstamos de estudios o becas.

Aquí puedes leer el artículo de Cómo financiar un MBA

¿Cómo puedo saber que un Máster o un MBA es para mí?

Quizás este post te haya dejado más preguntas que respuestas. Si es así y quieres profundizar, puedes visitar el sitio Web del MBA del IESE, ponerte en contacto con nuestro equipo de MBA o participar en las sesiones de exploración de nuestros Open Days.

Posts Relacionados