Guía para interpretar los rankings de escuelas de negocios

Si alguna vez has probado a buscar la “mejor escuela de negocios del mundo” o “el programa MBA número 1” en internet, sabrás que los resultados pueden llegar a ser confusos. Cada año, una serie de publicaciones y portales web publican sus propios rankings, a menudo con distintos resultados y haciendo referencia a acrónimos difíciles de interpretar (MBA, EMBA, Exec Ed… ¿te suenan?)

Por lo tanto, ¿cuál es el truco para navegar el confuso mundo de los rankings de escuelas de dirección e identificar la información verdaderamente útil?

Para arrojar un poco de luz sobre este tema, nos sentamos con Elisa Simon, responsable de rankings del IESE. Simon repasa temas como los pros y las contras de los rankings, por qué deberías ir con cuidado al observar los resultados aislados, y cómo utilizar los rankings para elegir la mejor escuela de negocios para ti.

P. ¿Son los rankings importantes a la hora de decidir?

Los rankings pueden jugar un papel muy importante en esta decisión. Principalmente, te ayudan a limitar tu lista de posibles opciones, y te dan una perspectiva general sobre dónde se sitúa la escuela a nivel global y en qué destaca.

A lo largo de los últimos 20 años, el número de instituciones que ofrecen programas MBA o similares se han multiplicado notablemente en todo el mundo. En un mercado tan saturado, ¿cómo puedes decidir qué escuelas son mejores para ti?

Un primer paso sería fijarse sólo en las escuelas acreditadas (aquellas con una acreditación de AACSB, AMBA o EQUIS). Sin embargo, aunque esto ya garantiza un nivel de calidad, sigue habiendo un gran número de escuelas acreditadas para elegir. Ahí es donde pueden entran los rankings. Los primeros rankings de escuelas de dirección aparecieron alrededor del año 2000, precisamente para facilitar el proceso de toma de decisiones a los candidatos.

El problema es que el criterio de un ranking particular para decidir qué considera importante en una escuela de negocios puede ser distinto al tuyo. Por eso es tan importante saber cómo interpretar los resultados de estas listas correctamente y situarlos en un contexto más amplio.

P. ¿Qué consejos ofreces para interpretar los resultados?

Mis cinco recomendaciones son:

  • Evalúa la fuente

¡No todos los rankings son iguales! Deberían saltar las alarmas si nunca has oído hablar de la fuente que publica el ranking y no hay mucha información sobre la metodología utilizada para elaborarlo.

En general, los rankings más seguidos en el sector son los de Bloomberg Businessweek, The Economist, Financial Times y Forbes. También existen rankings relevantes según el área geográfica, como el de US News & World Report para escuelas en los Estados Unidos (no se cuentan las escuelas de fuera del país), o el de America Economía, en Sudamérica, entre otros.

Eso no significa que estos sean los mejores y que deberías ignorar los demás. Sin embargo, tal y como harías al analizar cualquier otra información, pon atención en la fuente de la información y en su credibilidad.

  • Comprueba qué programa se está clasificando.

La mayoría de rankings categorizan las escuelas basándose en los datos disponibles sobre sus programas MBA a tiempo completo. Si estás interesado en estudiar otro tipo de programa, es probable que haya otros rankings más relevantes para ti.

Por ejemplo, cada año el Financial Times y The Economist publican listas a parte sobre programas Executive MBA (EMBA), que clasifican programas MBA a tiempo parcial. El Financial Times y America Economía también publican rankings de Executive Education (a veces abreviado a Exec Ed), que se fija en otro tipo de programas de formación profesional sin graduado como los advanced management programs, o los programas largos para directivos funcionales.

  • Ten en cuenta tu propio criterio sobre “el mejor”.

No existe el mejor ranking, solo el mejor ranking para ti. Y eso depende de qué tipo de experiencia buscas en la escuela de negocios.

Si eres un emprendedor en ciernes, enfócate en las listas que intenten capturar este aspecto. Si solamente estás interesado en el retorno de inversión, tal vez te interese empezar con el ranking bianual de Forbes.

Cuando puedas, intenta analizar a fondo los datos que conforman el ranking. Por ejemplo, si buscas una escuela enfocada en la sostenibilidad y el negocio responsable, puedes fijarte en su posición según los criterios de RSC en el ranking del Financial Times. Si te apetece relacionarte con compañeros de clase diversos e incrementar tu experiencia internacional, fíjate en datos como la experiencia internacional del curso o en el porcentaje de estudiantes y profesores internacionales.

  • Que no te cieguen los números.

Este tipo de clasificaciones suelen agrupar las escuelas en grupos arbitrarios, como el top 5 o el top 10. Sin embargo, la vida nunca es tan simple y ordenada. Las diferencias estadísticas entre escuelas suelen ser pequeñas. Por ejemplo, podría ocurrir que, estadísticamente, los 17 primeros programas de un ranking estén muy cerca el uno del otro, abriéndose la brecha con los demás a partir de ese puesto. En ese caso, sería más exacto hablar de un top 17, en vez de un top 10.

  • No te centres en un solo resultado

Dadas las diferencias en la metodología para elaborar estas listas y el hecho de que pequeñas fluctuaciones en los datos pueden tener un gran impacto en la posición de una escuela, no te obsesiones con un solo ranking.

En cambio, fíjate en la tendencia general de una escuela en distintos rankings a lo largo de los últimos años.

Recuerda también que los rankings no pueden ni podrán capturar la experiencia formativa en todo su esplendor, por lo cual sería un error enfocarse solamente en estas listas. Por el contrario, considéralas solo una de las herramientas necesarias para tomar la decisión. Observa distintos rankings para hacerte una idea de dónde se sitúa la escuela en el sector y de sus potenciales fortalezas. Cuando ya tengas una imagen más clara, intenta ampliarla hablando con antiguos alumnos, visitando los campus y preguntando mas detalles sobre las áreas en las que estés interesado.

Críticas a los rankings de escuelas de negocios

P. Los rankings a veces pueden ser controvertidos. ¿Qué opinas sobre sus principales desventajas?

Una crítica general es que sugieren que todas las escuelas se pueden comparar de forma simplista. Sin embargo, a menudo las escuelas están intentando hacer cosas distintas (un MBA de un año o uno de dos años tienen distintos objetivos para sus participantes; un MBA que ubica a la mayoría de sus graduados en una o dos áreas geopolíticas o sectores tiene distintos objetivos que un programa que intenta ubicarlos por todo el mundo.

Otra crítica habitual es que algunos de los métodos utilizados para clasificar a las escuelas están anticuados y deben actualizarse. A menudo, se basan en la idea de una escuela de negocios en particular, y las instituciones que no encajan en este modelo se encuentran en desventaja. Por ejemplo, en muchas listas, el sueldo medio de los graduados tiene un gran peso. Sin embargo, es difícil saber el equivalente exacto de los salarios cuando una escuela tiene graduados por todo el mundo. Esto conlleva que las escuelas que tengan más graduados repartidos por el planeta sufran una cierta desventaja.

También está el tema de la transparencia. No todas las escuelas participan en todos los rankings, y puede haber cierto debate sobre cómo se recogen y analizan los datos. Algunos rankings pueden clasificar las escuelas de negocios basándose en información pública que tal vez no sea exacta o no esté disponible sobre todas las escuelas, mientras otros, quizás más meticulosos, no están tan supervisados como las demás listas.

Estas críticas son la razón por la cual es tan importante saber cómo interpretar los resultados correctamente. Después de todo, ¡estar prevenido es estar preparado!

Cómo escoger la mejor escuela de negocios para ti

Al final, la elección se reduce a una serie de factores distintos. Los rankings son uno de ellos, pero no deberían serlo todo. Utilízalos para evaluar el nivel de un programa y de una escuela según los criterios más importantes para ti, siempre teniendo en cuenta la importancia de poner los resultados en contexto. Después, habla con los antiguos alumnos, visita el campus e investiga más en profundidad para poder refinar tu elección. ¡Buena suerte!

 

Más recursos: Rankings IESE

Posts Relacionados