¿Qué se aprende en un MBA?

Las empresas más importantes del mundo contratan cada año a graduados de programas MBA como el del IESE por el enorme valor que son capaces de aportar. Estos profesionales están equipados con el conocimiento, las habilidades y la mentalidad global necesarias para asumir roles directivos en cualquier sector y en cualquier destino.

Un máster como el MBA es una experiencia de aprendizaje transformadora única que te cambiará para toda la vida y que te permitirá dejar tu huella en el mundo. Pero, ¿cuáles son esas capacidades?, ¿cómo se adquieren?

Conoce la metodología de aprendizaje del MBA del IESE.

Primer año del MBA: negocio, estrategia y visión

El primer año del programa supone una inmersión intensiva en los fundamentos de la dirección de empresas. A través de una serie de cursos troncales, los alumnos trabajan en conocimientos esenciales, empiezan a adquirir nuevas competencias y forjan lazos con sus compañeros a través del trabajo en equipo.

Las claves del negocio

El primer trimestre en el MBA del IESE se centra exclusivamente en asimilar las bases de la gestión empresarial y el liderazgo. Para ello, se incluyen cursos como Contabilidad Financiera, Análisis de Decisiones, Marketing o Finanzas, entre otros.

Estrategia y operaciones

El segundo trimestre del máster profundiza en los aspectos más estratégicos y operativos de la empresa, con cursos como Finanzas Operativas, Ética Empresarial o Gestión de Operaciones.

Expande tu visión

Durante el tercer trimestre, el MBA te abre la puerta hacia una perspectiva más amplia de los negocios, con cursos como Iniciativa Emprendedora, Estrategia Competitiva, Economía Global, Finanzas Corporativas o Dirección Internacional.

Segundo año del MBA: vive tu propia experiencia

En los MBA de dos años, el segundo curso permite al candidato diseñes tu propia experiencia de aprendizaje, potenciando su visión internacional a través de intercambios y viajes de estudios y profundizando en las áreas de la dirección de empresas y en los sectores que más le interesan.

En el MBA del IESE el segundo año permite realizar un programa de intercambio con una universidad, realizar semanas intensivas en 3 continentes y elegir entre hasta 130 asignaturas optativas.

Intercambio internacional

Una de las opciones que tienes es cursar el primer trimestre del segundo año en otra de las mejores escuelas del mundo, a través del programa de intercambio internacional que ofrece el máster. Estudia en Wharton, Yale, LBS, HEC… y amplía tu perspectiva global.

Módulos internacionales

Otra de las oportunidades que ofrecen algunos programas MBA es la posibilidad de participar en módulos quincenales en diferentes ciudades del mundo. Se trata de una experiencia intensiva y con un gran impacto, ya que en muy pocos días el alumno puede entender cómo se articula un entorno cultural y empresarial completamente diferente al tuyo, a través de visitas a empresas, conferencias, análisis de casos, debates y otros eventos de intercambio. El IESE cuenta con módulos en Nueva York, Brasil, Shanghái y Nairobi.

Cursos optativos

Los últimos meses del máster podrás dedicarlos a profundizar en las áreas del mundo de los negocios que más te interesan y acabar de perfilar así tu plan de carrera. En el MBA del IESE hay más de 130 cursos optativos a elegir, cubriendo temas como la negociación, la dirección de personas, las tecnologías de la información o el derecho.

Aquí encontrarás todo lo que necesitas saber sobre el programa MBA.

Otros recursos del programa MBA

Más allá de la estructura troncal del máster, los alumnos disponen de otras opciones con las que complementar su formación, como son las prácticas de verano, el Proyecto Capstone o el ecosistema emprendedor.

Prácticas de verano

Durante el verano entre el primer y el segundo año del MBA, puedes seguir ampliando tu experiencia de aprendizaje con prácticas en empresas o en organizaciones internacionales sin ánimo de lucro. Una oportunidad excelente de explorar nuevos sectores, roles y destinos.

Proyecto Capstone

El MBA del IESE finaliza con un TFM denominado Proyecto Capstone, un reto en el que los alumnos deberán poner en práctica todo lo aprendido durante el programa para resolver problemas actuales de empresas reales. Asuntos que requieren una perspectiva de la dirección general, como el diseño y lanzamiento de un nuevo producto, la entrada en un nuevo mercado o la gestión del proceso de sucesión en una empresa familiar.

Ecosistema emprendedor

Si te apuntas al MBA porque quieres lanzar tu propio proyecto emprendedor o bien si lo decides durante el programa, algunas escuelas como el IESE te proporcionarán el ecosistema necesario para dar forma y sentido a tu idea. Además de prepararte para asumir cualquier rol directivo, puedes moldear el programa para encarar tu formación hacia el emprendimiento y aprovechar la pausa del verano para trabajar en la creación y en la presentación de tu propia empresa.

Posts Relacionados