¿Cuál es el retorno de inversión de un MBA o programa para directivos?

No hace falta que te recordemos que hoy en día el entorno es cambiante, volátil, complejo… sobran los adjetivos para saber que tu carrera no es una recta exenta de obstáculos. También sabes que en el punto en el que te encuentras, necesitas renovarte, nuevos retos, conocer tendencias o hacer networking y formarte en un área desconocida.

Pero, te preguntas:

  • ¿Por qué “tengo” que hacerlo?
  • ¿Qué me va a aportar?
  • ¿Recuperaré la inversión en tiempo y dinero… que no es poca?

Para mucha gente, el coste de programas de formación supone un freno. Si estás preguntándote por el ROI (Return On Investment), no te pierdas la explicación de cómo poder valorar ese retorno para una formación en una business school. Pero ya te adelantamos que esto no va solo de dinero.

El ROIde un MBA o curso directivo: más allá de los números

El retorno de la inversión de los programas formativos en escuelas de negocios no se puede medir únicamente en términos económicos. Los beneficios no se limitan exclusivamente al ámbito profesional, sino que alcanzan la esfera del desarrollo personal.

Evidentemente, saber cuándo recuperarás la inversión o cómo mejorará tu posición son aspectos que debes valorar, pero no son los únicos. ¿Cuáles son?

Mejor cualificación profesional

Los contenidos de una formación ejecutiva transcurren en torno a casos prácticos de negocios en los que mejorar la toma de decisiones. Esta inmersión en el mundo real de los negocios incrementa de forma significativa la capacitación profesional de los alumnos.

Mayor empleabilidad

Cursar un MBA o programa directivo en una gran escuela aporta un valor diferencial que abre puertas a la empleabilidad y a la estabilidad profesional. Los perfiles MBA se encuentran entre los más demandados por las organizaciones, por lo que su tasa de desempleo es muy baja.

Mayor remuneración

La compensación económica crece de forma paralela al nivel formativo. Los profesionales que tienen una titulación MBA ocupan posiciones más altas dentro de las empresas, por lo que su remuneración es más elevada. ¿Sabías que, según algunos estudios, esa mejora salarial se sitúa en torno al 30 %?

Soft skills

Los conocimientos teórico-prácticos son una parte fundamental de un programa MBA, pero no menos que las soft skills que se adquieren y te mejoran como líder. Estas habilidades capacitan a los alumnos para liderar equipos de trabajo, tomar decisiones estratégicas, impulsar cambios organizacionales y potenciar el compromiso hacia el logro de objetivos.

Networking de alto valor

El networking es otro de los motivos, en especial si estás recién titulado o en búsqueda de empleo. A lo largo del programa te relacionarás con diversos perfiles profesionales y cargos directivos, de los cuales pueden surgir oportunidades de negocio o movimientos de carrera.

Capacitación para el emprendimiento

Si tu intención es emprender un negocio, un MBA te aportará sólidos conocimientos teóricos y prácticos que te ayudarán a alcanzar el éxito. Además, podrás conocer a otras personas con las que compartir experiencias e ideas de negocio.

ROC: Return on Career

Lo que realmente debes medir es el ROC (Return On Career) cuando te planteas realizar una formación directiva. Este es el consejo de Jordi Utgés, Executive Director de National Executive Programs en IESE Business School.

¿El motivo? Todos los pasos de tu carrera deben estar orientados hacia la adaptación al cambio. En un entorno económico como el actual es fundamental estar preparado para reinventarse.

return on investment MBA business school

La inversión económica se olvidará al cabo de unos años, pero el impacto en tu carrera profesional permanecerá para siempre. Cuanto mayor sea tu flexibilidad, tu formación y tu capacidad de anticipación, mayores probabilidades de éxito tendrás en el mundo profesional.

Lo ideal es adoptar una visión amplia, evaluando cómo va a impactar en tu carrera a largo plazo el hecho de contar con esta formación directiva. Piénsalo: en 10 o 12 años ya no recordarás la inversión que hiciste en un MBA, pero sí serás consciente del impacto que tuvo y sigue teniendo en tu carrera profesional.

En resumidas cuentas: aunque también hay que analizarlo, lo más importante no es el ROI, sino el ROC.

 

Estudiar un MBA como los que ofrece el IESE es una herramienta para lograr el éxito profesional y mejorar las habilidades que te ayudarán a alcanzar tus objetivos de vida.

Los programas para directivos del IESE ofrecen esta visión de largo plazo, una formación multidisciplinar y la máxima calidad en sus contenidos. Es la mejor opción si quieres impulsar tu carrera profesional, y no solo para optar a mayores retribuciones.

Lee aquí el artículo ¿Por qué estudiar un MBA?

Posts Relacionados