MiM o MBA: ¿cuál estudiar?

Diferencias entre el MiM y el MBA. ¿Qué máster en dirección de empresas se ajusta mejor a tu perfil? Acierta eligiendo el tuyo.

En las primeras etapas de su vida laboral, muchos jóvenes profesionales como tú se plantean la posibilidad de estudiar un máster en dirección de empresas que les permita dar el siguiente paso en su carrera. Las dos opciones más demandadas son el MiM (Master in Management) y el MBA (Master of Business Administration).

¿En qué se diferencian estos dos másteres? Repasamos los principales factores que los separan para ayudarte a decidir cuál se ajusta mejor a tus necesidades y tu perfil.

Principales diferencias entre los másteres MiM y MBA

MIM vs MBA diferencias

1. Edad

Aunque no es un factor determinante, la edad puede ser un buen punto de partida para decantarte por uno de los dos másteres. En un programa MiM como el del IESE no existe un candidato prototipo, pero en sus primeros años de actividad todos los alumnos comparten el deseo de tener un impacto profundo y positivo en el mundo a través de la empresa. Los estudiantes del Master in Management son recién graduados y suelen tener entre 20 y 25 años, de manera que la clase cuenta con una media de edad de 23 años.

Aunque las clases de un MBA como el del IESE están formadas por grupos muy heterogéneos, la mayoría de los alumnos son jóvenes profesionales con al menos cinco años de experiencia que aspiran a ocupar cargos directivos o a impulsar y liderar sus propias empresas. La media de edad del Master of Business Administration es de 29 años.

2. Carrera

El momento en el que se encuentre tu carrera profesional es un elemento imprescindible a la hora de decidir el tipo de formación de necesitas. Por lo general, los alumnos del MiM tienen un bagaje personal, cultural y académico muy diverso, pero todos se encuentran en los primeros pasos de su trayectoria empresarial. Aunque serán líderes en el futuro, actualmente están empezando a explorar el apasionante mundo que les espera.

Por su parte, los alumnos del MBA ya están en un punto de desarrollo profesional en el que pueden hacer un cambio hacia la toma decisiones dentro de la empresa. Muchos afrontan el programa como una oportunidad de cambio tras haber vivido ya unos primeros años en el entorno de los negocios.

Sea como sea, tanto los candidatos a programas MiM como MBA son jóvenes ambiciosos profesionalmente que buscan acelerar su crecimiento y dar un salto dentro de la escala corporativa desde sus primeros años.

3. Experiencia profesional

Para concretar el apartado anterior, vale la pena especificar que normalmente los alumnos del MiM justo acaban de finalizar sus estudios universitarios cuando deciden matricularse en el programa, con lo que la mayoría tienen poco a ninguna experiencia profesional. Aquellos estudiantes que sí han trabajado anteriormente no suelen tener un bagaje superior a los dos años.

En el proceso de admisión del MiM se solicita al candidato un grado universitario y un test de inglés, en caso de no ser nativo. Certificados como el GMAT o el GRE son importantes, pero no decisivos, ya que las escuelas también valoran la personalidad, la motivación, los objetivos y las habilidades de comunicación y liderazgo de los aspirantes.

En el MBA sí que se exige que los candidatos lleguen al máster con una experiencia profesional demostrable de entre tres y 10 años. Así, cuando empiezan el programa, los alumnos ya han trabajado una media de 5 años.

En el proceso de admisión las escuelas seleccionan a estudiantes con grado universitario, una puntuación alta en GMAT/GRE, una gran motivación para alcanzar sus objetivos, confianza y capacidad de liderazgo, visión internacional, habilidades de comunicación y trabajo en equipo, y una mentalidad basada en unos valores firmes.

Muchos candidatos del MBA afrontan el programa como una oportunidad de cambio tras haber vivido ya unos primeros años en el mundo empresarial.

4. Contenido

El programa MiM está diseñado para dar inicio a una carrera prometedora, gracias a una sólida base de conocimientos de gestión empresarial y la capacidad de aplicarlos en la práctica para resolver problemas reales complejos. Así, entre otras materias, el MiM cuenta con asignaturas de business analytics, gestión de producto en entorno digital, finanzas, negociación y creación de nuevos negocios.

Te graduarás preparado para asumir con garantías tu primer rol corporativo y empezar a tener un impacto positivo en la sociedad a través de tus competencias analíticas y tu liderazgo. Un programa que cambiará tu visión del mundo y tus expectativas.

En el caso del MBA, la formación se centra en preparar a los alumnos con el conocimiento, las habilidades y la mentalidad global necesarias para asumir puestos directivos en cualquier sector y en cualquier destino.

En las primeras etapas del máster, se adquieren las bases de la gestión empresarial, las finanzas y el liderazgo. Posteriormente, se consolidan los conocimientos más estratégicos y operativos y una perspectiva más amplia de los negocios. Finalmente, el programa permite profundizar en áreas de dirección y sectores más concretos, así como en la iniciativa emprendedora. En este artículo te damos todos los detalles sobre qué se aprende en un MBA.

5. Futuro

Los graduados del MiM acuden al entorno laboral con un conjunto de capacidades analíticas y de gestión que les permiten destacar por encima de otros jóvenes profesionales Además, cuentan con la confianza y el autoconocimiento necesarios para comprender qué valor pueden aportar en cualquier sector y en cualquier posición.

Las escuelas de negocios como el IESE cuentan con equipos dedicados a acompañar a los estudiantes del MiM en su proceso de búsqueda de empleo y de transición al mundo profesional. Establecen acuerdos con empresas internacionales, participan en ferias y foros de contratación y aconsejan a los alumnos sobre cómo prepararse lo mejor posible.

Mientras, los participantes del MBA se gradúan preparados para asumir roles de liderazgo, dirigir proyectos y tomar decisiones estratégicas en cualquier industria y mercado. Tecnología, finanzas, marketing, consultoría, operaciones… Compañías de todo el mundo incorporan cada año a los mejores MBA para superar con garantías los principales retos a los que se enfrentan.

Asesorados por los servicios de carrera de la escuela, los alumnos definen sus próximos objetivos profesionales y diseñan la estrategia más adecuada para alcanzarlos, mejorando su proceso de búsqueda de empleo, ampliando su red de contactos y preparándose para presentarse a los procesos de selección más exigentes.

No existe un aspirante prototipo del Master in Management. Todos los alumnos son jóvenes recién graduados que buscan tener un impacto profundo a través de la dirección de empresas.

Todo lo que necesitas saber sobre el programa MBA.

Posts Relacionados