La mejor manera de financiar un programa MBA

Estudiar un programa MBA  es probablemente una de las mejores decisiones que puedes tomar en la vida, ya que no solo dará un impulso decisivo a tu carrera, sino que te permitirá ver el mundo desde una perspectiva totalmente nueva.

Sin embargo, justo después de superar el proceso de admisión, para muchos candidatos empieza un nuevo quebradero de cabeza: cómo conseguir los recursos necesarios para financiar el programa.

Y no se trata de un tema menor, ya que el coste de matrícula de los programas MBA mejor situados en los rankings internacionales oscila entre los 65.000€ y los 95.000€. Cifra a la que hay que sumar los costes de vida de la ciudad en la que decidas estudiar y el hecho de afrontar dos años sin ingresos.

A la hora de planificar este proceso, muchos estudiantes suelen recurrir a diversas fuentes de financiación y las escuelas de negocios les ofrecen diferentes alternativas para cubrir los costes del programa de la manera más sencilla posible.

Cómo financiar un MBA

Financiar tu MBA no tiene por qué ser tan difícil:

1. Becas

Conscientes de la necesidad de atraer al mejor talento, casi todas las escuelas de negocios cuentan con una amplia gamas becas para sus programas MBA, que en algunos casos pueden llegar a cubrir más de la mitad de los costes de la matrícula.

Existen ayudas para estudiantes con expedientes académicos sobresalientes, para aquellos que provienen de países emergentes, para alumnos con familia a su cargo, subvenciones relacionadas con el emprendimiento o con proyectos de impacto social, para candidatos con limitaciones económicas, para sectores concretos o becas para incrementar la presencia de mujeres en los MBA, entre otras.

Muchos estudiantes suelen recurrir a diversas fuentes de financiación y las escuelas de negocios les ofrecen diferentes alternativas para cubrir los costes del programa.

2. Préstamos

Las líneas de crédito específicas para estudiantes del MBA son otra de las vías de financiación que puedes utilizar. Las escuelas suelen establecer acuerdos con entidades financieras que incluyen opciones adaptables a la situación individual de cada alumno, contribuyendo así a que todos puedan llegar a convertirse en los altos directivos que aspiran a ser.

También existen acuerdos entre las escuelas y los gobiernos de algunos países para ofrecer préstamos públicos destinados a la formación. Otros candidatos también recurren a créditos personales para financiar sus estudios.

3. Patrocinio de empresas

Algunas compañías patrocinan una parte o la totalidad de un programa, MBA como el del IESE, de aquellos empleados que se comprometan a regresar a la empresa después de acabar sus estudios. Otras ofrecen el reembolso de los costes de la matrícula como parte de su estructura salarial. Estas prácticas son más habituales en determinados sectores, como la consultoría o los servicios financieros. En otras industrias, el candidato tendrá que hacer un esfuerzo extra para conseguir el patrocinio.

4. Recursos personales

Pero la mayoría de los candidatos completan la suma de los recursos necesarios para cubrir los costes de un MBA con sus propios ahorros o con la ayuda directa de familiares y amigos. Otros también utilizan redes de crowdfunding para reunir el capital que les falta.

El coste de la matrícula de los programas MBA mejor situados en los rankings internacionales oscila entre los 65.000€ y los 95.000€.

Todo lo que necesitas saber sobre el programa MBA.

Posts Relacionados