Noticias

Fallece el prof. Juan Manuel Elorduy, persona clave en la historia del IESE

Fue miembro del Consejo de Dirección del IESE de 1966 a 1974

Profesor Juan Manuel Elorduy

El profesor Juan Manuel Elorduy en una imagen de archivo. Foto: IESE

22 de enero de 2020

El pasado viernes falleció a los 97 años el prof. Juan Manuel Elorduy, una persona clave para la historia del IESE, especialmente en los inicios de la escuela, cuando prestó un apoyo decisivo a los padres fundadores de la institución. 

Nacido en Bilbao en 1922, Elorduy era Doctor Ingeniero Industrial por la E.T.S. de Ingenieros Industriales de Bilbao. Empezó a colaborar con el IESE el mismo año de su fundación, en 1958, como profesor visitante de Dirección de la Producción y Dirección Comercial. Se incorporó a nuestro claustro como profesor a tiempo completo en 1966.

A lo largo de su trayectoria, desempeñó diversos cargos de responsabilidad en el Consejo de Dirección del IESE. Fue Secretario General entre 1966 y 1970, en los mandatos de los profesores Antonio Valero y Juan Ginebra, y Vocal del Consejo de Dirección entre los años 1970 y 1974, durante el mandato del prof. Fernando Pereira. Actualmente era profesor emérito de Dirección Estratégica.

Impartió sus clases en diversos programas de Executive Education en Barcelona, Madrid, Bilbao, Galicia y Oviedo, así como en el MBA. También fue uno de los primeros profesores que colaboró con nuestras escuelas asociadas IAE (en Argentina) e IPADE (en México).

Además de su faceta como docente, Elorduy ocupó diversos cargos de responsabilidad tanto en el sector público como en el privado. Entre otros, fue director general de industrias siderometalúrgicas del Ministerio de Industria, director general jefe del Servicio Nacional de Productividad Industrial, y consejero de Ensidesa, Enosa, La Farga Casanova y del Instituto Nacional de Racionalización del Trabajo.

En 1986 recibió la Medalla de Plata de la Universidad de Navarra por sus 25 años de trabajo en el IESE.

Profesores, empleados, antiguos y actuales alumnos nos unimos a las oraciones por su alma.