Noticias

Ocho claves para mejorar la experiencia del empleado

La función de recursos humanos, en transformación

14 de Junio de 2018

Entre los principales retos del capital humano que afrontan las empresas, los que citan de forma más recurrente son la captación, retención, compromiso, desarrollo y gestión del talento (28%) y la transformación digital, con la gestión del cambio que conlleva (20%).

Según el informe Agilidad estratégica a través del capital humano, de la profesora del IESE Marta Elvira y Paula Apascaritei, para competir con éxito por el mejor capital humano, las empresas deberían mejorar la “experiencia del empleado” con una serie de medidas que implican la transformación de la función de RR. HH., el fomento de la cultura emocional y la creatividad, y el desarrollo del liderazgo:

1. Desarrollar la capacidad de adaptación del capital humano. Pasar de un formato basado en la planificación a otro capaz de adaptarse a las necesidades del negocio. Se requieren prácticas flexibles de gestión del personal y un buen conocimiento de sus recursos y habilidades.

2. Aprovechar las nuevas tecnologías. Además de ayudar a ahorrar costes y tomar decisiones, al identificar las prácticas y los modelos que más valor crean, las herramientas de people analytics permiten mejorar la experiencia del empleado gracias a la personalización.

3. Ampliar la relación con el talento.Crear redes de empleados y exempleados permite mantener el contacto con el talento. Esta red puede servir para futuras colaboraciones o como fuente de información.

4. Fomentar la diversidad y la inclusión. La diversidad debe acompañarse de una cultura inclusiva, que requiere un entorno de trabajo amistoso y con igualdad de oportunidades. El trabajo en equipos mixtos y la transparencia de los procesos de promoción y compensación también fomentan la inclusión.

5. Impulsar una cultura emocional. Una cultura organizacional que ponga énfasis en la compasión y la amabilidad no solo incidirá en la productividad, sino también en la mejora de la experiencia del empleado.

6. Apostar por la creatividad. Los empleados deben sentir que pueden asumir riesgos sin miedo al fracaso. Para ello hay que fomentar una cultura creativa, integradora y colaborativa.

7. Actualizar el rol del líder de RR. HH. Ante la creciente flexibilidad en las carreras profesionales, el rol del líder de RR. HH. cada vez se asemeja más al de un mentor que aconseja al empleado en su trayectoria.

8. Desarrollar el liderazgo digital. Los líderes digitales entienden cómo las nuevas herramientas de toma de decisiones les pueden ayudar a dirigir personas. Además, recurren a la tecnología para escuchar a sus empleados y responder a sus peticiones con eficacia.

Más información, en IESE Insight