Noticias

El dinamismo laboral en España desciende por primera vez en 7 años

Se ha reducido al 21,7% en el tercer trimestre, según el informe ‘Meta4 IDL’

18 de Octubre de 2018

El Índice de Dinamismo Laboral, analizado en colaboración entre Meta4 y el IESE, ha experimentado, por primera vez desde 2011, un cambio de tendencia. En el tercer trimestre del año 2018 el ‘Meta4 IDL’ registrado ha sido de un 21,7% frente al 23,5% alcanzado en el primer trimestre del año. Este cambio a la baja parece indicar que el mercado laboral español analizado ha entrado en un periodo de ralentización también en cuanto a los niveles de renovación de las plantillas dentro de las organizaciones. Las empresas siguen haciendo cambios dentro de dichas plantillas, pero con una velocidad menor a la que venían haciendo a principios de año.

Crecimiento en la duración de los contratos

En un mercado de trabajo relativamente estancado, en los últimos seis meses de 2018 la tasa de creación de puestos de trabajo se ha mantenido estable y la de destrucción ha decrecido ligeramente. Tal y como indica el estudio, en el tercer trimestre de 2018, por cada 100 puestos de trabajo, han desaparecido 3,3 y se han creado 4,4, respectivamente.

El dato de estabilización de la creación de puestos de trabajo, junto con el hecho de que el peso de los contratos de trabajo temporal sobre el total de las nuevas contrataciones realizadas también se haya estabilizado en este periodo y la ralentización del IDL, parecen sugerir que los contratos temporales existentes han aumentado su duración. Es decir que los trabajadores temporales han estado más estables en sus empleos en este último periodo.

Aumento moderado de la rotación voluntaria

La novena edición del “Meta4 IDL” indica que, tras un periodo de estabilización en 2017, durante los seis últimos meses, las bajas voluntarias han vuelto a crecer, aunque de forma moderada. La media mensual de empleados que han dejado voluntariamente sus compañías ha pasado de aproximadamente 1 por cada 700 en 2010, a 1 por cada 115 en lo que va de 2018.

Sin embargo, no todas las empresas han experimentado las mismas tasas de bajas voluntarias. De acuerdo con el estudio, en el periodo de abril a septiembre de 2018, el volumen de bajas voluntarias en las empresas con empleos más estables se ha estancado mientas que en las empresas con porcentajes altos de trabajadores temporales y con mayores tasas de despido han experimentado un aumento de las bajas voluntarias. De estos datos se desprende que los trabajadores más activos en el mercado laboral han sido aquellos que perciben un mayor riesgo en su empleo.

Según la profesora Marta Elvira, y directora de la investigación en el IDL desde su inicio, “si algo distingue a las empresas de mayor valor en la actualidad es su obsesión por el talento, y específicamente, la inversión en desarrollar competencias clave para la competitividad en el futuro. El cambio de tendencia en el IDL es una oportunidad para que las empresas evalúen con datos concretos qué capacidades reúne el conjunto de su capital humano y cuál es la mejor distribución del mismo de acuerdo con la estrategia competitiva que asegure el éxito sostenible de su negocio”.

Para Carlos Pardo, CEO de Meta4 “este cambio de tendencia del dinamismo laboral parece reflejar una ralentización del mercado laboral a nivel, no solo de creación, sino también de renovación de puestos de trabajo. A pesar de eso, se ha incrementado el número de profesionales que se cambian de organización cuando perciben riesgos para sus empleos. Esto nos tiene que ayudar a reflexionar sobre el tipo de empleo que predomina en nuestras organizaciones, buscando un equilibrio justo entre flexibilización y estabilidad que nos permita mantener a nuestros profesionales más talentosos”.