Noticias

Repostar la competitividad

< Volver

XXVII Encuentro del Sector de Automoción

Automocion2012_MEI1_IESE_061944

El objetivo fundamental del sector de la automoción en España debe ser recuperar la competitividad a través de todos los medios posibles, que son muchos: la innovación, la mejora del tejido industrial del país, la colaboración permanente entre todos los actores o las políticas orientadas al pleno desarrollo del sector son algunos de ellos.
 
‘Movimientos tectónicos’ sacuden la automoción, tal y como reza el lema del XXVII Encuentro del Sector de Automoción, celebrado durante los días 6 y 7 de noviembre en el campus del IESE en Barcelona. Cambio de hábitos de los consumidores, nuevos actores, nuevos mercados, nuevos sistemas de movilidad… Es el momento del cambio, de reinventarse.
 
Nos encontramos ante un “proceso clave de transformación y desarrollo que va a definir el sector en el futuro”, tal y como definió Francisco Roger, socio responsable del sector de automoción de KPMG España y coorganizador del encuentro. Propuestas y tendencias fueron expuestas al debate durante el acto, que contó con la presencia de numerosos líderes empresariales y expertos del sector.
 
Nuevas tendencias
 
Mathieu Meyer, socio responsable mundial del sector de automoción de KPMG Alemania, destacó cuatro tendencias que marcarán el futuro: nuevos modelos de financiación, los coches autoconducidos, la electromovilidad y la irrupción de las TIC en el automóvil.
 
En ese sentido coincidió con Antonio Romero-Haupold, presidente de Faconauto: “No sé si eléctrico o híbrido, lo que sé es que el coche del futuro va a estar interconectado”, confesó. En EE. UU., incluso existe una red social para coches.
 
Alan Perriton, presidente de VIA Motors, explicó cómo en su empresa pretenden convertir el vehículo en “una central energética móvil” a través de sus nuevos motores, mientras Josep Sala, director general de Avancar, identificó el car-sharing como un modelo de negocio creciente. Este sistema evita la necesidad de poseer un vehículo con todos los costes que conlleva.
 
Los principales fabricantes de componentes para la industria de automóvil instalados en España auguraron que el futuro de esta industria auxiliar pasa por ofrecer soluciones tecnológicas que mejoren la competitividad y en trabajar con nuevos materiales, más ligeros y versátiles.
 
Jose María Tarragó, vicepresidente ejecutivo de Carbures Europe, aseguró que uno de los principales retos de la industria auxiliar en el futuro serán los materiales. Así, ha destacado las posibilidades, a pesar de su mayor coste, que ofrecen la fibra de carbono y otros materiales que incorporen componentes cerámicos, con la reducción del peso en mente. Las posibilidades que abre la conectividad, la electrificación de los vehículos y la eficiencia energética son otros de los retos de la industria auxiliar.
 
El cambio es total, y los concesionarios no van a ser menos. Según Romero-Haupold, el concesionario del futuro será “más grande, menos financiero, con menos estándares y multimarca”. La decisión de compra ya “se toma en internet”, por lo que también estará totalmente abierto a la red.
 
Nuevos mercados
 
El aumento del poder adquisitivo y la clase media de países como Marruecos o Brasil los han convertido en el nuevo escenario para el desarrollo de la industria. Sobre las oportunidades del norte de África habló Rafael Prieto, CEO y vicepresidente ejecutivo de PSA Peugeot Citröen Ibérica. “España tiene la gran oportunidad de pasar de ser la esquina occidental de la industria europea a convertirse en el centro industrial del eje Francia-Italia-Norte de África”, arengó.
 
Por su parte, Antonio J. Cobo, director general de General Motors España, definió Brasil como “un gigante que espera su turno”. “Va a ser el nuevo jugador del panorama global, ofrece una oportunidad única a las empresas españolas y en especial a la industria de la automoción”, manifestó. El aumento de la demanda, la expansión del crédito y la economía creciente lo convierten en un suculento objetivo.
 
Nuevas políticas
 
Mientras el profesor Antonio Argandoña reclamaba “políticas mucho más orientadas al aumento de la productividad y el consumo”, Manuel Valle, director general de industria y pequeña y mediana empresa del Ministerio de Industria, Energía y Turismo del Gobierno de España, explicó que el Gobierno está desarrollando un plan de reindustrialización, imprescindible para la competitividad del sector industrial español.
 
“Es necesario el diálogo permanente entre gobierno, empresas y sindicatos, enfocados en la competitividad”, aseguró Frank Torres, consejero director general y vicepresidente de operaciones industriales de Nissan España. Se mostró convencido de que “la clave es continuar mejorando la competitividad, potenciando el talento y la innovación para conseguir un crecimiento sostenible”.
 
En este sentido, Jaap Timmer, presidente de ECD, criticó a la Unión Europea lamentando que “no tiene ni visión, ni estrategia, y eso es justamente lo que necesitamos para el sector”.
 
El ámbito sindical estuvo representado por Matías Carnero, secretario general de UGT, acompañado por el vicepresidente ejecutivo de recursos humanos de Seat, Josef Schelchshorn. En una comparación del movimiento sindical en Alemania y España, Schelchshorn destacó que “en momentos críticos, los socios de negociación en Alemania piensan más en el largo plazo”.
 
Carnero lamentó la baja densidad sindical en España en contraste con Alemania: un 18% de los trabajadores españoles frente al 90% alemán están afiliados a algún sindicato. “Este hecho también supone un factor de competitividad”, recordó.
 
La clausura corrió a cargo de Josep Moragas, CEO de ACCIÓ, quien advirtió del gran coste de oportunidad que supone no priorizar el sector del automóvil, “una parte fundamental de nuestra industria y de nuestra historia industrial”.
 
También participaron en el encuentro José Manuel Machado, presidente de ANFAC y de Ford España; Franz Cremer, ex director de recursos humanos de altos ejecutivos del Grupo BMW; Germán López Madrid, presidente de Volvo Car España; José Luis López-Schümmer, presidente y consejero delegado de Mercedes-Benz España; Jens Sulek, director de marketing región Europa de Porsche; Henning Wallentowitz, catedrático emérito de ingeniería de automoción de la Universidad RWTH Aachen, Alemania, y ZF Friedrichshafen AG; Takashi Shirakawa, vicepresidente de Nissan Technical Centre Europe en España; el profesor del IESE Jaume Ribera; Brandon Yea, presidente de Kia Motors Europe; Juan José Díaz, presidente de Díaz Ruiz & Partners; Paul McVeigh, jefe de redacción de Automotive News Europe; Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de ANFAC; Pascual Dedios, CEO del Sector Industria de Siemens; Francisco J. Riberas, presidente y CEO de Gestamp y Jean Marc Gales, consejero delegado de la Asociación Europea de Proveedores de Automoción (CLEPA).
 
El encuentro estuvo coorganizado junto con KPMG, con la colaboración de La Vanguardia, Russell Reynolds Associates y STA Fundación; y presidido por el profesor Marc Sachon y por los presidentes fundadores, los profesores Pedro Nueno y Juan Llorens.

< Volver

Contacta con noticias IESE