Resiliencia, la mejor respuesta a los desastres naturales

Esquema para un futuro más seguro

15/11/2013

Resilience

El tifón Haiyan, que devastó Filipinas, es tan solo el último de una serie de catástrofes naturales que están causando estragos en innumerables vidas humanas.

Las supertormentas, así como otras catástrofes naturales extremas como los tsunamis, los terremotos, las inundaciones, las olas de calor o las sequías, destrozan siempre vidas, hogares y comunidades.

Asimismo, causan graves daños a las economías locales y a los mercados internacionales al romper las cadenas de suministro establecidas.

Se estima que cada año mueren unas 80.000 personas en todo el mundo a causa de los desastres naturales, que también ocasionan perjuicios, en mayor o menor medida, a otros 200 millones de personas. Las pérdidas económicas pueden llegar a los 100.000 millones de dólares al año.

Un informe de la Institution of Mechanical Engineers de Reino Unido, en el que ha colaborado el profesor del IESE Adrian Done, ofrece algunas recomendaciones sobre cómo prepararse y responder a estos desastres naturales. Sus propuestas van más allá de las medidas a corto plazo e inciden en la necesidad de implementar medidas de seguridad y previsión a largo plazo.

Leer artículo completo en IESE Insight.