Volver a casa después de vivir en el extranjero

Más difícil de lo esperado

27/11/2013

Home

Sin lugar a dudas, la vida de un expatriado puede ser muy emocionante. Las experiencias y los desafíos de una etapa en el extranjero contribuyen al desarrollo personal y aportan nuevas habilidades y capacidades. Se obtienen nuevos significados sobre la vida que suelen traducirse en recuerdos que vale la pena conservar por muchos años.

Hoy en día, las generaciones más jóvenes se identifican con un estilo de vida global, marcado por una movilidad que en muchos casos empieza en los estudios universitarios. Para muchos, ser un trotamundos antes de "sentar cabeza" es una oportunidad irrenunciable. Sin embargo, cuando llega el momento de hacer las maletas y regresar, la realidad de la repatriación resulta ser no tan fácil como se esperaba.

Leer post completo del profesor Sebastian Reiche en el blog del IESE Expatriatus.