“Necesitamos una reforma radical del sistema de pensiones”

Sesión con los profesores J. Díaz-Giménez y A. Argandoña

04/10/2013

Javier Díaz-Giménez

El sistema de pensiones español cuenta con una serie de limitaciones que lo hacen obsoleto actualmente. Los distintos gobiernos que, desde los años 80, lo han modelado, han optado por una sucesión continua de reformas que minimizan los costes políticos pero maximizan los problemas de planificación. La única alternativa para garantizar su sostenibilidad a largo plazo es, según el profesor Javier Díaz-Giménez, una "reforma radical" que distribuya mejor los costes.

En la sesión del Programa de Continuidad "El reparto y la capitalización en las pensiones españolas", organizada por la Agrupación de Antiguos Alumnos el 3 de octubre en el campus del IESE en Barcelona, el profesor reclamó la transición a "un sistema que sea indefinidamente sostenible, que genere certeza y sea absolutamente creíble".

Durante la charla se presentó el estudio de la Fundación Edad&Vida "El reparto y la capitalización en las pensiones españolas", realizado por un equipo investigador del IESE, dirigido por los profesores Antonio Argandoña y el propio Díaz-Giménez y que contó con el patrocinio de Zurich. Javier Díaz-Giménez enumeró algunos de los principios que deberían tenerse en cuenta en el diseño de un sistema de pensiones alternativo.

"Está inventado: debería parecerse mucho al sueco, adaptándolo a la realidad española", indicó. Debería ser, en primer lugar, universal, pues la multitud de regímenes y excepciones que aúna el español lo convierte en "lo más alejado a un sistema universal que uno pueda imaginar". Hizo hincapié en diseñar un sistema de reparto de cuentas nocionales, de aportación definida. También convendría separar la solidaridad de la "contributividad", siendo en el aspecto contributivo un "sistema mixto: una parte de reparto y una parte capitalizada". Añadió que todo ello debería organizarlo el sector público a través de una agencia de pensiones, que ahora no existe, lo cual dificulta la contabilidad de las mismas.

Por su parte, Clara Armengol, miembro de la Comisión de Fiscalidad y Financiación de la Fundación Edad&Vida y directora del Negocio de Pensiones del Grupo Zurich en España, resumió las recomendaciones principales del estudio que, a parte de la reforma radical, aconseja "potenciar y fomentar el ahorro privado". En este sentido, recordó que "no existe ningún producto fácil y ágil para que las pymes puedan incentivar este ahorro", formando estas el 90% del tejido empresarial español.

Durante la sesión participaron también el profesor Antonio Argandoña, Javier Valle, director general de Vida y Pensiones del Grupo Zurich en España, e Higinio Raventós, presidente de la Fundación Edad&Vida.

Próximos Programas de Continuidad.