Un negocio solvente en medio de la crisis

IV Encuentro del Sector de Seguros

04/04/2014

IV Encuentro del Sector Seguros

Que, en medio de la peor crisis económica de la historia reciente, un sector económico haya capeado el temporal con éxito e incluso haya salido reforzado, es algo que puede sonar a ciencia ficción. Esto es precisamente lo que le ha ocurrido a las compañías de seguros en los últimos años. Pese a la recesión económica que ha sufrido la eurozona y, en particular, algunos países como España, el sector asegurador ha sido capaz no sólo de superar las adversidades, sino incluso de ganar prestigio, reconocimiento y dinero. Este fue uno de los aspectos que se abordaron en el IV Encuentro del Sector Seguros, organizado en Madrid por el Centro Internacional de Finanzas (CIF) del IESE y la consultora EY.

El director académico del evento, el profesor Jorge Soley, se mostró convencido de que el sector asegurador puede afrontar con garantías los cambios a los que debe enfrentarse en los próximos meses, con la entrada en vigor de la directiva europea Solvencia II en enero de 2016. Esta modificación normativa supondrá una transformación para la industria. Su principal objetivo es reforzar el sector asegurador europeo, y propiciar mejores productos para los ciudadanos que los contraten. Bajo esta filosofía, Solvencia II pretende mejorar el control y medición de los riesgos (de mercado, operacionales, de crédito y de liquidez) a los que están expuestos las aseguradoras.

Miriam Blázquez Muñoz, coordinadora de proyectos de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones del Ministerio de Economía, reconoció lo complicado que ha supuesto elaborar esta directiva que busca una armonización de toda la normativa aseguradora a nivel europeo. Tras diez años de trabajo, este plan ya está respaldado por todos los países de la UE. No obstante, Solvencia II no es el único reto al que se enfrenta el sector.

Uno de estos desafíos es el ámbito de la salud, donde la industria aseguradora debe contribuir aportando soluciones eficaces y de calidad. Enrique de Porres, consejero delegado de Asisa, recordó que el 12% de los seguros contratados en España están relacionados con cuestiones sanitarias. "El sistema nacional de salud está inmerso en una crisis de sostenibilidad financiera, lo que supone una oportunidad para el sector", admitió el ponente. Pese a los buenos datos, este directivo reconoció que los seguros de salud están expuestos a varias amenazas, como la ideologización del debate sanitario, el envejecimiento de las carteras y el agotamiento del modelo mutualista.


Tratamiento integral

Por su parte, Iñaki Ereño, CEO en España y Latinoamérica de Grupo Bupa/Sanitas, afirmó que los recortes en la sanidad pública también afectan a la sanidad privada. Ereño apeló a la necesidad de explicar a los ciudadanos la importancia que tiene para su bienestar y su tratamiento integral de la salud el hecho de contratar una póliza de asistencia sanitaria. "Debemos ser capaces de ofrecer productos para atender a la población que gana menos de 30.000 euros al año", añadió este invitado. En su opinión, esta puede ser una buena fórmula para revitalizar el sector.

Mientras, Albert Sarrá, subdirector general de Oferta y Operaciones de SegurCaixa Adeslas, alertó de que el modelo de seguros de salud ha comenzado a dar muestras de estancamiento. "El crecimiento y la rentabilidad tienden a disminuir, por lo que es necesario evolucionar si queremos seguir creciendo en volumen de negocio", señaló. El asegurado tiende a ser agente activo de su salud, la población quiere adquirir un estilo de vida más sano y esto implica cambios en las compañías aseguradoras. "La respuesta que estamos dando a los clientes es parcial y fragmentada, porque la mayoría de las estrategias se centran en la gestión del caso y en el riesgo presente", reflexionó.

Esta nueva manera de gestionar a los clientes es, precisamente, otro de los retos que debe abordar al sector de los seguros. Hoy el cliente ha cambiado, entre otros motivos, por la revolución digital. Las nuevas tecnologías hacen que los consumidores sean cada vez más exigentes y estén más informados. Las empresas deben conocerles mejor para poder afrontar las mejores soluciones individualizadas. En este nuevo contexto, las aseguradoras deben construir una estrategia multicanal que pivote alrededor del cliente.


Estrategias digitales

Juan Hormaechea, director general del Área Aseguradora de Mutua, explicó que el 25% del negocio de esta compañía en seguros de auto ha sido contratado directamente a través de Internet, y el 43% ha sido generado en la Red. Mejorar en las estrategias digitales es aún una asignatura pendiente para algunas empresas. Sólo el 6,5% de las compras online que se hicieron en España en 2013 fueron de seguros, lo que demuestra que el margen de mejora en este terreno es aún grande. "Es necesario adaptar nuestra actividad a un cliente cada vez más digital. Esta transformación conlleva un cambio radical en la gestión con nuestros tomadores, por lo que el enfoque a los clientes es más importante que nunca", convino Ignacio Eyries, director general de CASER.

Tomás Alfaro, director general de Banca Seguros en AEGON, insistió en la necesidad de concienciar a las redes bancarias de que los productos de seguros forman parte de su actividad comercial normal, por lo que no son algo excepcional ni complicado. "Debemos conseguir que el banco genere un proceso de venta en los seguros que aporte valor al cliente, lo cual implica una transformación cultural en el que las aseguradoras debemos estar alerta", añadió.

En la jornada también se habló de la importancia de ofrecer seguros eficientes, de calidad y más innovadores para identificar nuevos nichos y oportunidades de crecimiento. En este sentido, Vicente Tardío, CEO de Allianz en Iberia y Latinoamérica, admitió que "la eficiencia" es la clave del éxito en el modelo de negocio. "Debemos ofrecer productos que sean lo más simples posibles, y eso exige un esfuerzo complicado. A la vez, deben ser fáciles de vender y comprensibles para el cliente", explicó.

José María Serra, presidente de Grupo Catalana Occidente, animó a mantener el prestigio que el sector ha ganado en los últimos años donde, pese a la crisis, las compañías aseguradoras se han mantenido "estables, rentables, solventes y solidarias". Por último, Alberto Placencia, socio de EY, mostró su optimismo ante las oportunidades de crecimiento que tiene el negocio a medio y largo plazo.