Seguros más solventes, internacionales y digitales

V Encuentro del Sector Seguros

17/04/2015

(De izqda. a dcha.) Los profesores del IESE Jorge Soley y Juan José Toribio, y el presidente de Ernst & Young España, José Luis Perelli, en el V Encuentro del Sector Seguros celebrado en el campus de la escuela en Madrid / Foto: Javier Arias

Un sector que ha salido reforzado de la crisis, que ha aumentado un 18% sus márgenes de solvencia en los últimos años, que está inmerso en pleno proceso de renovación y bien preparado para encarar los nuevos retos. Este fue el diagnóstico que trazaron los participantes en el V Encuentro del Sector Seguros, organizado por el Center for International Finance (CIF) del IESE en colaboración con Ernst & Young (EY).

Durante la jornada, los expertos coincidieron en que existen una serie de factores y de tendencias que van a marcar el desarrollo de la industria aseguradora a corto y medio plazo: la directiva europea Solvencia II, la digitalización, la internacionalización, la relación con el cliente y el crecimiento de productos vinculados a la salud y a la asistencia.


Solvencia II

La completa aplicación, el 1 de enero de 2016, de Solvencia II va a reforzar el sector asegurador no solo en España, sino en el resto de la UE. Esta directiva pretende mejorar los productos de cara a los clientes, a la vez que se incrementa el control y la medición de los riesgos (de mercado, operacionales, de crédito y de liquidez) a los que están expuestos las aseguradoras.

Solvencia II se estructura a partir de tres principios: medida de activos, pasivos y capital; proceso de supervisión y requerimientos de transparencia.

La entrada en vigor de esta directiva obligará al sector europeo a homogeneizarse, crecer y hacerse más solvente y dinámico. "No hay que caer en el error de confundir ‘homogeneizar’ con ‘armonizar’. La industria aseguradora en Europa sólo crecerá si analiza las necesidades de las sociedades a las que sirve, si estudia las posibles soluciones que puede aportar, y si respeta las especificidades y se abre a la competencia", apuntó la presidenta de UNESPA, Pilar González de Frutos.

Todos los especialistas coincidieron en que Solvencia II servirá para armonizar al sector y favorecerá su crecimiento. "Todos queremos que funcione bien", convinieron.


Internacionalización

La reciente crisis obligó a muchas compañías, incluidas las españolas, a expandirse por otros mercados en busca de nuevos ingresos. Las aseguradoras también han ganado presencia en este nuevo tablero global. La tecnología ha facilitado estos procesos de internacionalización. Además, la diversificación estratégica ha ayudado a las empresas de seguros a minimizar riesgos y a aprovechar las oportunidades de negocio en otras zonas geográficas.

Los expertos coinciden en que la clave del éxito es el de adaptar el modelo de negocio a las especificidades locales sin olvidar la visión global, y esto implica actuar con una gran flexibilidad. "Es básico que la organización matricial funcione y eso no siempre es fácil. Otro inconveniente son los aspectos culturales: hay que entenderlos y adaptarse a ellos", admitió Ignacio Izquierdo, CEO de Aviva. Pero ser global por serlo, no tiene sentido. Las aseguradoras tienen que ser muy selectivas y competir solo en aquellos mercados en los que pueden dar valor a sus accionistas.


Digitalización e innovación

La adaptación de la industria a las nuevas tecnologías es vital para garantizar su futuro. Es urgente afrontar la digitalización, que afectará a la cultura empresarial y al modelo de comercialización de cada compañía. El avance digital va a obligar al sector a replantearse todos sus procedimientos y a adaptarse a este nuevo escenario. Solo las aseguradoras que innoven y se arriesguen, crecerán. Aquellas que no lo consigan pueden incluso desaparecer.

"La capacidad de adaptación a los cambios es vital para las empresas", recordó el CEO de Aegon España, Jaime Kirkpatrick. Para Juan Hormaechea, directivo de Mutua Madrileña, la digitalización abre a las compañías de seguros "un mundo totalmente desconocido", que facilitará la personalización de los productos y permitirá llegar con más simplicidad al cliente ideal.


El cliente en el epicentro

Otro de los efectos de la digitalización es que cambia de forma radical la relación con el cliente. Un porcentaje importante de los nuevos clientes que contratan una póliza ya lo hace a través de la web, las redes sociales y las plataformas móviles. El proceso es irreversible, como ya ha sucedido en otros sectores como, por ejemplo, la banca.

Esto obliga a las empresas a simplificar los procesos para que las contrataciones sean más sencillas de llevar a cabo. "Los clientes deben ocupar el centro de este proceso tecnológico que nos va a permitir segmentar muy bien los productos. Todas las acciones deben girar en torno al cliente", expuso Óscar Herencia, director general de MetLife Iberia.

Esta segmentación está permitiendo a las aseguradoras ofrecer productos cada vez más próximos y adaptados a las necesidades de sus tomadores. "Cliente y tecnología son lo más importante en estos momentos", convino el directivo de Axa Assistance, José Félix Cañas.


Los seguros de salud y la dependencia

El envejecimiento de la población supone que cada vez más personas contraten seguros de asistencia sanitaria y, en menor medida, de reembolso de gastos.

Los principales directivos de tres grandes aseguradoras especializadas en salud (Asisa, Sanitas y SegurCaixa Adeslas) reclamaron mayor colaboración entre el sector privado y público para la gestión de la sanidad, lo que "permitiría desmasificar los hospitales públicos". Sería positivo que los ciudadanos pudieran elegir entre acudir a un hospital público o ser atendidos en un centro privado, insistieron.

Enrique de Porres, CEO de Asisa, explicó que en otros países se han desarrollado unas reglas de juego que facilitan a las personas descargar a la sanidad pública a través de las aseguradoras. Los ponentes advirtieron que en Europa tenemos un serio problema de sostenibilidad porque el coste del sistema público de salud aumenta por encima del crecimiento económico.

Respecto a la dependencia, los participantes convinieron en que sin la colaboración público-privada es imposible poner en marcha un buen sistema de atención a personas dependientes.


La excelencia de los seguros de asistencia

Seguros que amplían la garantía de electrodomésticos, de asistencia en viaje, asistencia familiar, asistencia jurídica, salud, hogar, carretera… La oferta de servicios de asistencia es muy extensa y, en el caso de España, su nivel de calidad es excepcional.

"Los seguros asistenciales españoles son de los mejores del mundo", destacó Juan Carlos Guzmán, presidente de Mapfre Asistencia. Tanto es así, que países como China y EE.UU. han comenzado a adoptar el modelo español, en el que prima la atención directa con el cliente, el contacto constante y la solución de sus problemas mediante la prestación de servicios, y no a través de cheques o indemnizaciones.