¿Cómo luchar contra el desempleo juvenil?

La formación profesional dual, clave para fomentar la integración laboral de los jóvenes

29/09/2015

El profesor Sandalio Gómez y la Directora General del SEPE, Reyes Zatarain del Valle

El profesor Sandalio Gómez y la Directora General del SEPE, Reyes Zatarain del Valle, analizaron alternativas para fomentar el empleo juvenil / Foto: Javier Arias

El desempleo juvenil en España ha pasado del 29% al 75% durante el transcurso de la crisis,  entre 2007 y 2014. En Europa, Alemania es el único país que está por debajo del 10%. En el resto de países, esta cifra también desciende de manera paulatina.

La formación profesional dual es una de las apuestas de la reforma educativa en España. Este modelo de formación, analizado en una sesión de continuidad para antiguos alumnos del IESE, combina el aprendizaje en el aula con las prácticas en empresas y una beca salario para los estudiantes. Algunos de los beneficios para las empresas que fomenten el empleo juvenil son la reducción de las cuotas empresariales al 100% para empresas de menos de 250 trabajadores y del 75% para empresas de más de 250 trabajadores, los incentivos económicos de la Seguridad Social y la financiación de la formación a través de la bonificación adicional para financiar los costes de tutorización de la empresa.

Aún así, y hasta ahora, las empresas han actuado de un modo más bien pasivo a la hora de fomentar la contratación entre los jóvenes, seguramente por el desconocimiento de las ventajas estratégicas que les supondría. 

“A ello hay que sumar también una mejor planificación y selección de los candidatos y unos costes menores, además de la adecuación a las necesidades de la empresa, especialmente si se trata de flexibilidad, tanto en la duración de los contratos como en la distribución teórico práctica de los contenidos”, señaló Sandalio Gómez, profesor de Dirección de personas en las organizaciones.

“En la zona euro, de cada diez jóvenes que consiguen empleo, cuatro son españoles” afirmó Reyes Zatarain del Valle, Directora General del SEPE, quien presentó algunos datos sobre el funcionamiento de la aplicación de contratos de formación profesional dual como el contrato de emprendedores, la garantía juvenil y el contrato de formación y aprendizaje.

El secreto de Alemania

Lo alemanes tienen una cultura de formación profesional dual basada en una relación contractual entre la empresa y el alumno. Este tipo de formación combina la teoría en un centro especializado con la práctica en una empresa del sector. Pero lo realmente importante es que la empresa se compromete y toma la iniciativa incorporando tutores y supervisores propios en el proceso.

En Alemania, el 60% de los estudiantes opta por este tipo de formación a la hora de seguir sus estudios. Mientras tanto, España todavía está a la cola de Europa en cuanto a estudiantes que eligen este método.

“Es la diferencia entre una actitud pasiva y una actitud activa. Cuando la empresa se involucra se nota para bien. Las personas se sienten además parte de la empresa y la empresa no puede sentirse ajena a la formación de su plantilla”, señaló el profesor Gómez.

“Una de las principales razones de esta importante diferencia entre España y el resto de Europa -señaló Zatarain- es que el desempleo se ceba principalmente en el segmento de jóvenes con un nivel educativo inferior y, en comparación con Europa, en España este perfil es mayoritario”.

Según Zatarain, las cifras demuestran que en España existe un problema educativo estructural. Existe un elevado porcentaje de jóvenes que no son capaces de ir más allá de la educación primaria y desde las instituciones se debe actuar más pensando en el largo plazo para lograr un acercamiento a la media de Europa.