Noticias

En busca del equilibrio

La definición de éxito centra la MBA Women in Business Conference

26 de Enero de 2018

La conciliación laboral y familiar irrumpió hace décadas en el debate sobre el éxito profesional pero… ¿hemos avanzado? ¿La tecnología ha equilibrado la balanza, o la ha descompensado? De hecho, ¿qué entendemos por éxito?

Acaba de celebrarse la tercera conferencia anual “Women in Business” organizada por los estudiantes del MBA, con el tema: “El poder del equilibrio: definiendo y liderando tu propio éxito”. El evento ha reunido a ejecutivas de distintos sectores – desde la automoción a las finanzas, pasando por la energía y la tecnología – enroladas en empresas de todos los tamaños, para hablar de conciliación y de cómo encontrar y definir el éxito.

He aquí lo más destacado del evento:

  • No sólo maternidad. “La conciliación de la vida laboral y familiar es cosa de todos”, afirmó Isabel Abellán Serna, directora de Ventas Institucionales en Banco Sabadell. Si bien la maternidad centra buena parte de esta reclamación, no debemos olvidar cualquier otra actividad ajena al trabajo (hijos, obras de caridad, hobby…), sea cual sea el género de la persona interesada.
  • Importante: cultura de empresa. Las empresas más contrarias a la conciliación de la vida laboral y familiar suelen ser muy proclives a las horas extras. He aquí algunos indicadores para saber si una empresa es diferente: empleados que se van a casa a su hora, políticas de personal que permiten la media jornada, trabajo desde casa y otras medidas de flexibilidad viables gracias a la tecnología. Otro indicador lo encontramos en la paridad de empleados, si bien las cifras totales pueden llevar a confusión: puede que la mitad de las empleadas sean mujeres pero, ¿cuántas en puestos directivos? ¿Tienen presencia en departamentos clave?
  • La importancia del jefe. Un buen jefe, incluso en la empresa menos flexible, puede posibilitar la conciliación. Varias de las ponentes destacaron la necesidad de perder el miedo a abordar la conciliación con la dirección. “Nadie se sorprende cuando tratas estos temas con tu jefe”, aseguró Eliana García Alonso-Lamberti, directora de Inversión de CMC Group. “Hay que perder el miedo a tratar estos temas”.
  • Disfrutar del trabajo es vital. Gestionar las exigencias laborales a tiempo es mucho más fácil si de verdad te gusta lo que haces y sientes que tu trabajo sirve para algo. Según Mireia Ribot, de Gas Natural Fenosa, “tienes que pararte a pensar en lo que estás haciendo y en lo que quieres”. Isabel Buil, directora de Reputación de Affinity Petcare y directora de su fundación, concluye que “llega un momento en el que tienes que preguntarte si lo que estás haciendo tiene algún significado”.
  • Se requiere resistencia. Incluso con todo a favor, la conciliación de la vida laboral y familiar no es fácil, sobre todo para las mujeres con hijos pequeños. Resulta vital el apoyo de la pareja, así como asumir que, con el tiempo, todo va resultando más fácil. Las ponentes remarcaron la necesidad de ceder el control sobre algunos aspectos tanto en casa como en el trabajo. “No pienses que tienes que ser perfecta”, sentenció Marta Ortega, senior relationship manager en Commerzbank.
  • Aprovecha las oportunidades. Las preocupaciones propias de la vida personal pueden hacer que ciertas personas, sobre todo mujeres, duden a la hora de aceptar responsabilidades adicionales en el trabajo, o de optar por sectores tales como las finanzas o la consultoría. Laura Ros, directora general de Volkswagen España, animó a las mujeres a aprovechar las oportunidades, aunque no estén seguras al 100% de si tienen el perfil exigido o si es el momento adecuado. “No esperes a que alguien te pida que hagas algo. Levanta la mano. Participa”.
  • Hazte oír y mantente firme. Por las razones que sea, cuando se trata de respetar la conciliación familiar y laboral a veces no nos mostramos tan firmes como debiéramos. No hay que ceder, ni ante los compañeros de trabajo ni ante los clientes. Aquí la tecnología nos puede jugar una mala pasada, ya que potencia la flexibilidad pero también la disponibilidad 24/7. “En mi caso, hay que aprender a decir no”, confirma Blanca López, fundadora de Belles Maisons. “Nada es urgente. Nos hemos creado esta cultura de lo urgente”.
  • La educación libera. La educación continuada a lo largo de la vida aporta mayor libertad y flexibilidad para marcar tu propio camino. Es crucial en cualquier sector, pero sobre todo en los que la tecnología cambia constantemente. Según Raquel Tejedor, account executive en Microsoft, “hay que seguir aprendiendo todo el tiempo”. La educación va más allá de los cursos normativos: boletines informativos del sector, conferencias TED…
  • Define el éxito a tu manera. Las ponentes insistieron en que no hay una única definición para el éxito. Para Anna Mialet Rigau, de CaixaBank, “no tiene nada que ver con una posición. Es una combinación de mi vida profesional y personal”. Y esa definición cambia con el tiempo. En palabras de Priscilla Lavoie, fundadora y CEO de Bida, “para mí el éxito ha evolucionado hacia este concepto de propósito de vida. Todo gira en torno al legado que voy a dejar”.