Noticias

El dinamismo laboral en España se recupera y se acerca a los valores previos a la crisis sanitaria

El Índice de Dinamismo Laboral, elaborado por el IESE y Cegid Meta4, alcanzó en septiembre de 2021 un valor del 4,7%

El informe revela que el salario mediano se ha recuperado hasta asentarse en 26.000€ anuales.

26 de octubre de 2021

El dinamismo laboral en España está más cerca de recuperar los valores previos a la crisis del COVID-19.

La 13ª edición del informe del Índice de Dinamismo Laboral – elaborado anualmente por el IESE y Cegid Meta4 – revela que, en septiembre de 2021, los movimientos producidos en la fuerza laboral en España alcanzaron un valor cercano al 4,7%, muy similar al 4,3% experimentado en febrero de 2020, justo antes de la crisis sanitaria provocada por la pandemia.

Analizando la evolución del IDL – que estudia siempre movimientos que no implican creación ni destrucción de puestos de trabajo –, se puede observar cómo el indicador se ha mantenido constante desde mediados de 2018 hasta septiembre de 2019, con un valor cercano al 6%. Sin embargo, el dinamismo laboral empezó a descender en el último trimestre de 2019 hasta llegar al 2% mensual durante el período de abril a junio de 2020. Asimismo, entre marzo y septiembre de 2021, el valor medio es del 4,5% y presenta una leve tendencia ascendente.

Los datos sobre variaciones en el tamaño de las empresas sugieren que la crisis sanitaria no ha tenido un efecto a medio plazo sobre el tamaño organizacional, si no consideramos los expedientes de regulación de empleo temporal. El efecto de la crisis es claramente visible en los volúmenes de contrataciones y terminaciones, pero no sobre el tamaño de las plantillas: el menor dinamismo medido por el índice.

El salario mediano se mantiene en los 26.000 euros

El análisis de la evolución de la masa salarial de las empresas de la muestra señala que, mientras la masa salarial de las empresas experimentó un aumento a lo largo de los años 2018 y 2019, el año 2020 comenzó con una moderación que sufrió un descenso pronunciado hasta julio, seguido de un proceso de recuperación en agosto y septiembre.

El informe también revela que durante los últimos 12 meses la masa salarial se ha mantenido estable. En concreto, el salario mediano (que marca el valor intermedio de una muestra) creció entre 2018 y 2019 hasta casi 27.000€ brutos anuales, pero cayó hasta los 25.000€ en verano de 2020 para asentarse en 26.000€ desde septiembre de 2020.

Un análisis inicial de la relación entre salarios y dinamismo laboral a nivel de empresa apunta a que la relación es negativa. Es decir, las empresas con mayor movimiento de trabajadores son también aquellas con menor salario mediano. Por el contrario, las empresas con mayores valores de salario mediano reflejan niveles de dinamismo interno bastante limitados. Esta relación no se ha visto alterada a raíz de la crisis sanitaria.

Según Marta Elvira, profesora del IESE y directora de investigación del IDL, “en octubre de 2021 es interesante ver cómo se compara nuestro mercado laboral con el anterior a la crisis sanitaria. Vemos que el verano pasado, tras pasar lo más profundo de la crisis, el mercado laboral había recuperado tan solo parte de su dinamismo. Empresas y trabajadores se quedaron a la espera para tomar decisiones durante muchos meses”.

“Hemos tenido que esperar a la primavera de 2021 para ver señales de una verdadera recuperación que, por cierto, todavía no se ha completado. A día de hoy, vemos cómo trabajadores y empresas han empezado finalmente a moverse en el mercado laboral abriéndose a nuevas oportunidades, y la tendencia es hacia un mayor movimiento. Este recobrado dinamismo todavía no se refleja en los datos de salarios, que se han quedado estables desde hace más de un año”, añade.