Inmersión para hacer negocios en África

El MBA viaja a Nairobi

15/01/2015

Nairobi

Más de treinta alumnos del MBA del IESE exploran durante dos semanas la idiosincrasia keniata / Foto: iStock

África tiene mil cien millones de habitantes en 56 países, pero probablemente sea el continente más desconocido por la mayoría de empresarios y directivos. Los expertos sugieren que hará falta incorporar un millón de directivos a lo largo de la próxima década para gestionar el crecimiento que se prevé en todo el continente.

En este contexto, más de treinta alumnos del segundo año del MBA del IESE han decidido explorar de cerca la realidad empresarial, social y cultural en el corazón de África a través de un módulo intensivo en Nairobi, Kenia, que se alargará hasta el 23 de enero.

"Hacer negocios en África es un verdadero reto, y además muy gratificante", asegura la alumna rusa Rouzanna Yesayan, que valora "las sesiones con empresarios de distintos sectores, así como poder convivir con la población local. Es muy enriquecedor y ayuda a comprender mejor a los clientes africanos potenciales".

Durante la primera semana del módulo, los participantes realizan un curso en la sede de Strathmore Business School: Hacer negocios en África + Geopolítica. Buena parte de las sesiones son casos de empresas de este continente, que se debaten con sus protagonistas. En la segunda semana, se crean grupos reducidos para trabajar en un proyecto de consultoría con líderes empresariales locales. Además, el módulo cuenta con foros de networking y visitas a empresas, entre otras actividades.

El programa está estructurado como un seminario multidisciplinar, con profesores y con líderes locales, para presentar la experiencia vital de empresarios africanos y personalidades de distintos ámbitos.


Potencial de crecimiento

"África —explica el profesor del IESE Alejandro Lago, que dirige el curso Hacer negocios en África— es un continente que se ha considerado siempre en la cola del desarrollo económico, pero que cuenta con un notable potencial de crecimiento. Los conocimientos y experiencias allí, por escasos, son muy valorados en el currículum de un directivo."

Así lo cree también otro de los alumnos, el alemán Raphael Thelen, que ha viajado hasta Nairobi en busca de "algo que no se encuentra en los libros: una mayor comprensión de la dinámica comercial en la ‘base de la pirámide’".

El profesor Carlos García-Pont asegura que el curso "permite analizar cómo desarrollar una cadena de valor sostenible en un país emergente, y también permite debatir sobre qué entendemos por empresa social de éxito".