Noticias

El Banco Central Europeo cree que no se dan las condiciones para una subida de los tipos 

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, explica la nueva estrategia monetaria en el Alumni Learning Program

Pablo Hernández de Cos

El gobernador de Banco del España, Pablo Hernández de Cos, inaugura el Alumni Learning Program del IESE. Foto: Edu Ferrer

17 de septiembre de 2021

Con su nueva estrategia monetaria recién publicada, el Banco Central Europeo (BCE) está listo y podría subir los tipos de interés para limitar la inflación, pero las condiciones para subir los tipos claramente no se han cumplido, asegura el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos.

Hernández de Cos presentó este viernes en el campus del IESE de Barcelona la nueva estrategia monetaria del BCE aprobada en julio, que, entre otros objetivos, se marca una inflación del 2%. Para modificar los tipos de interés, la inflación debería alcanzar ese 2% mucho antes de lo esperado, tener un pronóstico de mantenerse en ese nivel a lo largo del tiempo, y que la inflación subyacente se hubiera situado en esa meta.

Preguntado sobre un artículo de Financial Times que decía que el BCE aumentaría las tipos antes de lo esperado, en 2023, Hernández de Cos dijo que las tres condiciones claramente no se cumplen: “Esas tres condiciones que están subrayadas, en las condiciones actuales, no permiten anticipar que haya un aumento en el 2023”.

Además del nivel de inflación, la nueva estrategia del BCE también establece la necesidad de adoptar “medidas contundentes y persistentes” cuando sea necesario. “Esto también puede implicar un periodo transitorio en el que la inflación se sitúe moderadamente por encima del objetivo”.

Hernández de Cos reiteró que el banco central sigue totalmente comprometido con el programa de compras de emergencia pandémica (PEPP), y que la reciente decisión de reducir el tamaño de las compras no significa que se haya retirado del programa. “Esto no tiene que ver en absoluto con un inicio de un proceso de reducción progresiva del programa de comprar letras”, dijo.

Productividad y deuda, retos de la economía española

Los dos principales retos de la economía española son, para Hernández de Cos, los bajos niveles de productividad y los altos niveles de deuda pública. “Yo creo que uno podría resumir prácticamente, –no sé si la totalidad pero una buena parte de los retos de la economía española– con dos variables: por una parte la productividad y por otra parte el endeudamiento público”.

En su opinión, las preocupaciones sobre el mercado laboral, como los niveles de desempleo obstinadamente altos, los puestos de trabajo de corta duración y la formación inadecuada, están vinculados al factor de productividad. España necesita trabajar en su sistema educativo, así como invertir más en tecnología, dijo. El país necesita facilitar la creación, expansión y desaparición de empresas si es necesario.

La deuda pública, que se ha incrementado fuertemente debido a la pandemia, “coloca a nuestra economía en una situación muy vulnerable”, dijo el gobernador del Banco de España. Cualquier cambio en la percepción del mercado dificulta la financiación y deja a España con poco espacio fiscal para afrontar crisis futuras.

Con todo, Hernández de Cos afirma que la economía se está recuperando. “La recuperación sigue en marcha”, dijo. Según sus previsiones, habrá un fuerte crecimiento este año y el próximo, y se alcanzará el PIB de niveles prepandémicos a fines del próximo año.

Ante la pregunta sobre una medida reciente del Gobierno español de aumentar el salario mínimo interprofesional, Hernández de Cos afirmó que aumentar el salario mínimo puede tener una variedad de objetivos y se ha demostrado que ayuda a combatir la desigualdad de ingresos en algunos países. “Al mismo tiempo uno tiene que reconocer que también tiene algunos efectos o puede tener algunos efectos secundarios (…) Lo que sabemos es que efectivamente el incremento moderado en el salario mínimo probablemente genera efectos moderados negativos también sobre el empleo”.

El gobernador matizó que estos pueden ser particularmente pronunciados en algunos grupos, como los jóvenes o los trabajadores mayores. Es necesario estudiarlo más, especialmente su efecto a largo plazo.

En relación al momento económico actual, Hernández de Cos afirmó que “es verdad que la recuperación es firme, pero también que las características de la recuperación siguen siendo bastante heterogéneas”.

La recuperación es más lenta en el sector servicios y entre las pymes, donde los cambios en el salario mínimo tendrán un mayor impacto. “Son consideraciones que debemos tener en cuenta ante una eventual decisión coyuntural y son lo que a mi me llaman una cierta prudencia sobre cualquier decisión en esta materia”, afirmó.