Noticias

La Business Angels Network del IESE cumple 15 años

“Encontré innovación, inspiración y un reto personal”

Fundada a finales de 2003, la Business Angels Network cuenta hoy con más de 200 inversores activos, financiando más de 220 start-ups. iStock

29 de Enero de 2019

La Business Angels Network del IESE acaba de cumplir 15 años con 220 inversiones en su haber, valoradas en más de 43 millones de euros.

Fundada a finales de 2003, la Business Angels Network cuenta hoy con más de 200 inversores activos, entre ellos cada vez más mujeres. Con esta red, el IESE hace de nexo entre inversores y emprendedores, sean antiguos alumnos o no. Además de reunir y formar a los primeros, facilitándoles oportunidades de inversión, ofrece a los segundos una plataforma para presentar sus proyectos.

“Es enormemente gratificante ayudar a los emprendedores a realizar sus sueños y a líderes empresariales y directivos de éxito a convertirse en inversores privados, compartir su conocimiento, contactos y ahorros para apoyar a los emprendedores”, asegura el profesor Juan Roure, uno de los fundadores de la red.

Los miembros, un 80% de los cuales son antiguos alumnos, han trabajado en sectores que van desde el retail hasta las finanzas o las TI. José María Dot (MBA ‘80), del grupo de inversión G8i, explica su experiencia: “He pasado muchos años en el sector seguros. Un buen amigo del IESE me invitó a una reunión de la red y allí encontré innovación, inspiración y un reto personal: ser un inversor privado”.

Para el veterano inversor Álex Pardo, de la family office Sorigué, “la inversión en startups es apasionante, enriquecedora y, por qué no decirlo, complicada. La red aporta la fórmula del éxito: aprendizaje, acceso, coinversión y confianza.

Muchos de los inversores forman grupos tras cursar un programa en el IESE. El primer club de inversores formado por antiguos alumnos, PADEINVEST, se creó en 2010 y actualmente hay doce de este tipo.

Desde salud hasta fintechs, comercio electrónico y otros sectores

Si en 2004 la red realizó su primera inversión, en 2018 ha financiado 36 startups, una cifra récord. El sector salud fue el mayor receptor, seguido de las fintechs y las inmobiliarias. Más del 35% de las inversiones se dirigieron a proyectos B2B.

Dos de las inversiones de más éxito han sido BuyVIP, un club privado de ventas adquirido por Amazon en 2010, y Privalia, una tienda online vendida después por 400 millones de euros. Además, otras desinversiones y ventas de empresa a más pequeña escala han proporcionado un buen nivel de ingresos para los inversores.

La plataforma de reparaciones y servicios para el hogar Habitissimo es otra de las startups financiadas. Cuenta Jordi Ber, uno de los fundadores, que la red no solo les proporcionó fondos sino también una vasta experiencia: “De los inversores que tuvimos destaco su experiencia y profesionalidad. Creo que es algo muy importante en un business angel”.

Objetivo: formar a inversores y crear conocimiento

La Business Angels Network forma parte del IESE y, como tal, nació con el compromiso de formar a inversores y crear conocimiento en este campo. En los últimos 15 años se han elaborado ocho casos basados en experiencias reales y actualmente participa en diversos proyectos de investigación.

Un ejemplo de la formación continua que ofrece a los inversores es el próximo XI Taller para Inversores Privados y Family Offices.

La formación de inversoras es otro de los objetivos claves de la red, que desarrolla a través de la iniciativa Women Angels 4 Entrepreneurs. “En mi trabajo invierto en compañías maduras y sectores muy específicos”, explica Elena Benavides, antigua alumna del PDD e inversora. “La red me ha permitido hacerlo con un enfoque distinto: apoyar compañías más jóvenes y de sectores diferentes, asumir otro tipo de riesgos e invertir junto a otros compañeros del IESE y amigos”.

Un alcance cada vez más global

La Business Angeles Network está integrada en la comunidad internacional de business angels. Colabora con XCALA Latam Angels, una plataforma que aglutina a la mayoría de redes de business angels de Latinoamérica, y es miembro de la European Business Angels Network y la Asociación Española de Business Angels.

Estas alianzas le permiten desarrollar la inversión privada en todo el mundo, además de ofrecer a los business angels locales la oportunidad de invertir en el extranjero. Gracias a sus socios, la red accede a los datos de inversión, buenas prácticas, fiscalidad, instrumentos de coinversión y tendencias emergentes del mercado internacional.

Quince años después de su fundación, la red afronta un ecosistema muy diferente: una mayor liquidez, aceleradoras, crowdequity y una escena emprendedora en constante cambio. “Hay retos por delante. Algunos, como el aumento de la liquidez de los inversores privados, escapan a nuestro control”, concluye el profesor Roure. “Pero otros, como ayudar a los emprendedores a crecer y expandirse internacionalmente, están a nuestro alcance”.