Noticias

Fallece Mariano Puig, un empresario enamorado del IESE

Durante más de 50 años colaboró como asesor, como donante y apoyó con su presencia numerosos actos de la escuela

Mariano Puig cursó el programa PDG del IESE en 1964. Foto: Quim Roser

13 de abril de 2021

Una triste noticia para el IESE y para el mundo empresarial. Hoy ha fallecido Mariano Puig, ex presidente de Puig, a los 93 años, muy vinculado al IESE desde que pasó por nuestras aulas para cursar el programa PDG en 1964.

Durante 20 años (1999-2018) fue miembro del International Advisory Board (IAB) del IESE y en 2016 impulsó con su hijo Marc, actual presidente de Puig, la creación de la Cátedra Puig sobre Global Leadership Development. Además, participó como ponente en diversas ocasiones en nuestra Global Alumni Reunion, en sesiones de Alumni por todo el mundo y apoyó al IESE en muchos actos institucionales. Su empresa ha mantenido un fuerte vínculo con nuestra escuela en otros proyectos como programas custom y la esponsorización de un aula en Barcelona.

Un empresario familiar con vocación internacional

Mariano Puig pertenecía a la segunda generación del negocio familiar. Su padre, Antonio Puig Castelló, había fundado una empresa perfumera en 1914, que Mariano lideró a partir de los años 50. Como explicó en algunas sesiones en el IESE, el espíritu emprendedor lo había aprendido “en la mesa del comedor de su casa”, en la que su padre compartía los asuntos del día a día de la empresa.

Junto a sus hermanos, Antonio, José María y Enrique, Mariano fue el responsable de la gran expansión de Puig, liderando el desarrollo en mercados internacionales a través de compras y alianzas.

Mariano Puig también fue pionero en la creación de estructuras y procesos de gobierno de la empresa familiar para asegurar su sostenibilidad manteniendo el sentido de legado. Como explica el profesor Josep Tàpies, durante años titular de la Cátedra de Empresa Familiar, “Mariano fue un maestro en el arte de gestionar la empresa de modo muy profesional y cuidar de la familia para no perder la esencia. De él aprendí las cinco etapas de la vida del empresario familiar: la primera, aprender a hacer; la segunda, hacer; la tercera, enseñar a hacer; la cuarta, hacer hacer, y la quinta, dejar hacer. Él lo hizo y lo hizo bien”.

Como empresario, Mariano Puig, contribuyó a convertir su grupo en un referente mundial en el sector de la alta perfumería y en el entorno económico y social español. En los últimos años, obtuvo numerosos reconocimientos como el premio Reino de España por su trayectoria empresarial, que recibió en el IESE de manos del Rey Felipe VI.

Dedicación y generosidad con el IESE

El estrecho vínculo y aprecio de Mariano Puig a la escuela se ha reflejado en numerosas contribuciones y en su participación habitual en foros y actos institucionales del IESE. Entre otros, destacan:

  • Miembro de la “Family Business Network” del IESE desde 1999.
  • Presencia en las visitas oficiales de autoridades, como la visita del Presidente del Gobierno José María Aznar o la inauguración del Campus Norte de Barcelona por parte de los Reyes en septiembre de 2007.
  • Reunión en la Harvard Business School con el grupo de Boston liderado por el profesor Pedro Nueno.
  • Testimonio en actos como el 50 aniversario Alumni Programa PADE (2008), firmando en el libro de honor del IESE en Nueva York (2010) o el 50 aniversario del MBA (2015).
  • Y, por supuesto, participación en eventos como la sesión celebrada con motivo del centenario de Puig en 2014 o el anuncio de la Cátedra Puig sobre Global Leadership Development en 2016.

En palabras del director general del IESE, Franz Heukamp, “Don Mariano ha sido un motor y un gran apoyo para el IESE, y sobre todo un gran amigo, y le estaremos siempre agradecidos. Rezamos por su alma y por toda su familia, a quienes acompañamos especialmente en estos momentos”.