Noticias

Acaba la Global Alumni Reunion 2021: la creación de negocios sostenibles es posible y necesaria

Miles de personas asistieron en Madrid y online a uno de los grandes eventos del año

Pablo Isla, Executive Chairman, Inditex, habla durante la Global Alumni Reunion del IESE, celebrada en Madrid. Foto: Javier Arias

15 de noviembre de 2021

Desde la Global Alumni Reunion 2021, que se celebró desde el 11 hasta el 13 de noviembre, el mensaje ha sido claro: es necesario que la sostenibilidad se integre en el mismo corazón de las empresas mediante una acción inmediata, colaborativa e integral.

Durante los dos primeros días de este foro internacional, tuvieron lugar las sesiones de más 35 expertos mundiales en sostenibilidad y la participación de varios políticos locales, mientras que el tercer día se reservó para actividades deportivas y culturales. Con más de 5.000 inscritos entre el público, el encuentro se llevó a cabo en el nuevo campus del IESE en Madrid y online, con herramientas innovadoras para seguir el evento e interactuar con otros antiguos alumnos.

La Global Alumni Reunion se tituló “Sustain-abilities” para subrayar como gran tema central no solo la necesidad de que la sostenibilidad se convierta en una prioridad para las empresas, sino también la de equipar a sus líderes con unas habilidades y conocimientos que les permitan poner en marca esta transformación.

“La sostenibilidad se encuentra en el corazón de lo que en el IESE entendemos como buena gestión”, dijo en la apertura el Decano Franz Heukamp.  “Hablamos de un impacto positivo duradero y no podemos imaginar a un directivo o líder al que no le preocupe profundamente la sostenibilidad”.

A lo largo de las sesiones de los dos primeros días, quedó claro que la sostenibilidad había desbordado su vieja definición. Más que una forma de minimizar el daño medioambiental, ahora también tiene que ver con unos negocios vibrantes a largo plazo que mejoran las vidas de la gente dentro de su área de actividad y de los lugares donde operan. Los negocios sostenibles rechazan las ganancias a corto plazo que no toman en consideración la buena salud del mundo de hoy y del mundo del futuro.

“En la historia de la humanidad, la sostenibilidad nunca ha sido un elemento más importante”, dijo Alejandro Beltrán, presidente de la Asociación de Antiguos Alumnos del IESE. 

Nueva mentalidad sostenible

La emergencia climática implica un cambio fundamental de mentalidad y también que los líderes empresariales tengan en consideración valores como el bien común, la desigualdad, la justicia y la reparación del daño causado al planeta.

Para el profesor de Harvard Michael Sandel, eso significa que hay que abandonar las arraigadas nociones de la meritocracia. “La alternativa es una vida pública, una forma de concebir la sociedad, que se concentre menos en armar a la gente para la competición meritocrática y más en construir una vida mejor y más decente para todos los que contribuyan al bien común, sea mediante el trabajo que realicen, las familias que funden o las comunidades a las que sirvan”.

Y los líderes empresariales deberían abrazar sin miedo ideas como las del capitalismo de stakeholders. “El capitalismo de stakeholders es una forma de capitalismo y de hacer negocios… y no una manera de repudiarlos”, dijo Vivian Hunt, senior Partner en McKinsey, mientras urgía a las empresas a identificar quiénes son sus stakeholders, cuáles son sus necesidades y cómo pueden afrontarlas.

Para el autor John Elkington, los nuevos cambios de mentalidad dan motivos para el optimismo. “Yo nunca había abrigado tanto optimismo en que las cosas van a empezar a cambiar en la dirección que tanto tiempo hemos esperado. Porque una vez el orden y el sistema en el que la población ha crecido empiezan a cambiar, todo comienza a descomponerse a su alrededor y la población abrirá caminos impensables hasta ahora”.

Sostenibilidad operativa

Pero más allá de los cambios de mentalidad, las empresas deben llevar a cabo acciones concretas. El evento internacional ofreció las perspectivas del sector de la moda de los líderes de dos compañías muy diferentes: Pablo Isla, presidente ejecutivo del gigante global Inditex, y Javier Goyeneche, fundador de la marca de prendas sostenibles Ecoalf.

Ambos coincidieron en que la moda tiene que ser más sostenible. “Inditex es una compañía relevante y, como tal, tiene la obligación de impulsar el avance de su sector hacia la sostenibilidad”, dijo Isla. Goyeneche matizó que “si no somos parte de la solución, la industria de la moda será parte del problema”.

¿Pero cómo ser parte de la solución? La innovación en ésta y otras industrias marcará la diferencia. Y eso incluye el desarrollo de tejidos más sostenibles, el descubrimiento de nuevas materias primas y la invención de nuevos procesos de reciclaje. También es importante crear un nuevo tipo de etiquetado que distinga las prendas sostenibles, unos estándares consistentes que distingan a las empresas sostenibles y una intensa cooperación de todo el sector.

Los consumidores, mientras tanto, pueden apoyar a las empresas sostenibles y, en realidad, ya lo están haciendo. Esta buena noticia apareció en las presentaciones de muchos ponentes, incluido el presidente y CEO de Telefónica José María Álvarez-Pallete. “En nuestro caso, ya no existen los consumidores que no demandan digitalización y sostenibilidad”, advirtió.

Por todo ello, la información corporativa sobre sostenibilidad, los estándares, las métricas y el etiquetado tienen que ser transparentes y accesibles. “Medir los avances es el paso más técnico y crítico para una compañía que quiere mejorar su sostenibilidad”, dijo Juvencio Maeztu, Deputy CEO y CFO de Ingka Group.

También hubo numerosas voces que pidieron lo que Halla Tómasdóttir, CEO de The B Team, calificó de “colaboración radical” entre compañías, entre compañías y la administración y entre sectores. “El liderazgo valiente en el sector privado es esencial, pero no es suficiente. Necesitamos el impulso de los gobiernos”, señaló.

Esa visión holística ampliará aun más el impacto. “Esto no es solo una transición energética”, dijo Francesco Starace, CEO de Enel Group. “El punto de partida es la energía pero afectará a todo lo demás”.

La sostenibilidad en las finanzas

Del mismo modo que en la reciente conferencia COP 26 de Glasgow, también hubo mucho debate en la Global Alumni Reunion sobre cuál es el papel que debe jugar el sector financiero en la sostenibilidad.

Los mercados de capitales deben recompensar a las compañías que despliegan modelos sostenibles y castigar a aquellas que no, señalaron muchos ponentes. Los bancos y los grandes gestores de activos tienen que incorporar criterios ESG en sus decisiones de inversión y en las condiciones en las que conceden sus préstamos.

La CEO de Citi, Jane Fraser, señaló que el sector financiero debe de asumir un papel activo en la transición ecológica: “Nuestro papel consistiría en conducir y ayudar a nuestros clientes en la transición desde los combustibles fósiles a tecnologías más limpias”.

“Como inversores, nuestro rol es explicar bien a nuestros clientes por qué pensamos que necesitan hacer esa transición”, recordó Stephen Cohen, Head de EMEA en BlackRock. “Y no es nada fácil de hacer”.

Los mercados de capitales y las empresas no siempre van de la mano. “Sería ideal si los mercados de capitales y las firmas se movieran en la misma dirección y al mismo ritmo, pero ahora van desacompasados”, advirtió Hiromichi Mizuno, el actual Enviado Special de la ONU para las Finanzas Innovadoras y las Inversiones Sostenibles, que antes lideró el fondo de pensiones e inversión (Government Pension Investment Fund) que administra el Gobierno japonés.

La responsabilidad de las escuelas de negocios en la sostenibilidad

Otro tema sobre el que giró la Global Alumni Reunion fue la responsabilidad de las escuelas de negocios a la hora de promover la sostenibilidad.

Así, el propio IESE anunció la creación de la Sustainable Leadership Initiative, liderada por el Profesor Fabrizio Ferraro, que aunará investigación y docencia en esta área de conocimiento. También inauguró el Alumni Sustainability Chapter, que garantizará que los antiguos alumnos que trabajen en el segmento de la sostenibilidad reciban el apoyo y el tipo de networking que necesitan. El IESE destaca como una de las ocho escuelas de negocios europeas líderes que participan en la iniciativa Business Schools for Climate Leadership.

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, afirmó en su discurso de clausura del foro internacional que las instituciones educativas como el IESE eran importantes a la hora de desarrollar el conocimiento y el talento necesarios para abordar los desafíos globales. “Esta escuela (IESE) añade mucho valor a la Comunidad de Madrid”, dijo.

Poco antes, en el discurso de apertura, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, subrayó el compromiso del IESE con el talento, la excelencia, la innovación, la apertura y los valores. No obstante, matizó, la excelencia educativa conlleva una responsabilidad para los antiguos alumnos: “Todos tenéis la obligación de devolver a la sociedad las oportunidades que habéis recibido”.

El profesor Michael Sandel, de Harvard University.

Vivian Hunt, Senior Partner, McKinsey.

Prof. Jordi Gual del IESE, con Jane Fraser, CEO de Citi, y Jean Lemierre, Chairman, BNP Paribas.

José María Álvarez-Pallete, Chairman & CEO, Telefónica.

Isabel Díaz Ayuso, Presidenta de la Comunidad de Madrid.

Franz Heukamp, director general del IESE.

John Elkington, autor, y la profesora Nuria Mas del IESE.

José Luis Martínez-Almeida, Alcalde de Madrid.

Javier Goyeneche, fundador, ECOALF.

Halla Tomasdottir, CEO, The B Team.

Alejandro Beltrán, presidente, IESE Alumni Association.

Enric Asunción, CEO, Wallbox Chargers.